De la granja a las sierras

Jóvenes que asisten a la Granja Los Tamariscos pasaron el fin de semana en Sierra de la Ventana con el objetivo de compartir y fortalecer las relaciones en el grupo que fue renovándose en los últimos meses.

Participaron del viaje una docena de adolescentes de entre 16 y 23 años acompañadxs por tres integrantes área de Cáritas que coordina la granja.

Llegaron a Sierra el sábado a la tarde, armaron sus carpas y se acomodaron para disfrutar el fin de semana. El clima les permitió pasear y jugar a la pelota. Luego, volvieron al camping para prender el fuego y preparar la comida.

“Esperando la cena se largó a llover y se nos mojaron dos de las cuatro carpas, así que la mitad dormimos en un quincho y la otra mitad en las carpas. Jugamos un rato a las cartas, cenamos y nos tuvimos que acostar porque no paraba de llover”, comentaron a la vuelta.

El domingo arrancó muy temprano con el desayuno y todas las energías para volver al dique y subir el cerro Ceferino (o del Amor). El clima mejoró y permitió a las chicas y a los chicos meterse al agua, divertirse y pescar en el Sauce Grande.

“El viaje fue flexible a nivel de planificación porque la edad de los jóvenes nos lo permite. Había un par de los chicos que no conocían Sierra, para ellos fue una experiencia única, constantemente nos transmitían su alegría; subir el cerro fue el momento en el que expresaron lo lindo que era y la paz que les transmitía ese lugar”, dijo Micaela Gutiérrez, integrante del equipo de la granja.

Comentarios cerrados.