El Banco de Telas abrirá dos veces por año

El Banco de Telas Solidario dejó de atender semanalmente y brindará el servicio de ayuda a la producción textil dos veces al año para afrontar la demanda estacional por el inicio del ciclo escolar y el comienzo del invierno. El espacio funcionó desde noviembre de 2011 en Rodríguez 78.

“En 2016 las ventas cayeron notoriamente y en el transcurso del 2017 se paralizaron. Las emprendedoras textiles que compraban con continuidad nos iban manifestando las dificultades que tenían para las ventas de sus producciones”, comentó Beatriz Sibart, integrante del área de Economía Solidaria de Cáritas Bahía Blanca.

Agregó que “el impacto del alza de los precios de los productos de consumo cotidiano, el peso creciente de las importaciones textiles y el aumento de las tarifas de los servicios públicos -gas, electricidad, transporte- condicionan y perjudican la actividad de los microemprendedores de la ciudad y la región”.

El Banco abrió sus puertas seis años atrás como un servicio de ayuda textil a talleres familiares, emprendedorxs y costureras a partir de un fondo rotatorio de telas adquiridas en Textiles Pigüé, empresa recuperada por sus trabajadoras y trabajadores. Luego, comenzaron a realizarse dos compras anuales en Capital Federal que se ofrecían a precios accesibles.

Comentarios cerrados.