El CFP 402 cerró el año con una gran feria

Se realizó la muestra de fin de año del Centro de Formación Profesional 402. La feria frente a la sede de Necochea 1015 fue el resultado del trabajo de 1455 alumnas y alumnos que participaron de 69 cursos durante el ciclo lectivo 2017.

“Es el momento donde nos encontramos todos y tomamos real dimensión de lo que es el Centro. Están todos los cursos, los docentes, los alumnos, la familias de los alumnos, es compartir antes de fin de año todo lo hecho”, dijo la directora María del Carmen González.

Al hacer el balance anual advirtió que el sabor es “agridulce” porque “hay cosas muy lindas, gente que ha encontrado un grupo, gente que ha encontrado un oficio o sentirse útil pero hay otra que está buscando una salida económica”.

“Vienen y dicen ‘quiero hacer un curso que pueda conseguir trabajo’. Nosotros le preguntamos qué es lo que entienden por ‘trabajo’. ¿Empleo o trabajo? Eso te da tristeza pero, por otro lado, tenemos alumnas que sabemos que producen, venden y que tienen con mucho entusiasmo clientes que les compran y les dan cierta tranquilidad para decir ‘con esto podemos ir sosteniendo la casa'”, agregó.

La directora del CFP 402 comentó que “trabajo podemos hacer todos, podés cortar pasto, cocinar, una persona puede llegar a decir ‘mi mamá no trabaja’ y en realidad trabaja como ama de casa. Todo lo que uno realiza es trabajo, lo que pasa es que hay una diferencia con el empleo que es que alguien te contrate, te pague un sueldo y es lo que en general la gente busca, la seguridad de un empleo. Ha cambiado radicalmente la concepción. Entonces, también tratamos de ver que a partir del trabajo uno puede lograr recursos económicos”.

“Muchas de las chicas de cosmetología y peluquería tienen un trabajo. Capaz que nunca tengan una peluquería o las contrate un peluquero importante y las lleve a su local, pero en el barrio van a poder ir cortando casa por casa y seguro van a hacer lo que les gusta y van a conseguir dinero. Lo mismo con gastronomía, artesanía. Hay una subeconomía que funciona y uno lo ve en gente que consume de una manera diferente a lo que consumen en un negocio”, agregó.

González explicó que desde el CFP intentan que las alumnas y los alumnos valoren los precios de sus productos o servicios. “En general, los que ponen son menores y siempre les insistimos: ¿cuánto ganaron? ¿cubrieron los costos? Por otro lado, el consumidor siempre quiere más barato y tiene el poder de la compra. Hay que tratar de reflexionar sobre eso”.

“Hoy el mercado exige muchas más cosas. El que hace pan no puede hacer todos los días pan, tiene que hacer bollitos, al otro día pizzas, al otro día tortas fritas porque hay una gran ansiedad en la comunidad para consumir y se tienen que estar renovando permanentemente porque si no la gente no compra. Estamos acostumbrados a que tiene que haber una gran oferta y la demanda no es tanta. Entonces, tenés gente que hace varios cursos porque quiere saber más y generar un abanico de posibilidades para la venta”.

De cara al próximo ciclo lectivo, la directora informó que junto a la inspectora realizaron una planificación que debe aprobar la Dirección General de Escuelas. “La intención es fortalecer algunas líneas que venimos trabajando. Por ejemplo, tuvimos una reunión con la Unión Industrial, Educación y otros actores y nos planteaban que el sector gastronómico es uno de los de mayores demandas y también las áreas administrativas porque mucha gente termina la secundaria y quiere calificarse mejor”.

“Por otra parte, un alumno de peluquería vino a agradecer a la docente porque ingresó en la Base y le tomaron un examen, lo aprobó y ya entró con una calificación. Son cosas que a una la toman por sorpresa porque le das la oportunidad de mejorar su situación. Los vemos, los conocemos, sabemos la historia de muchos, vamos valorando la vida de la gente y nos gratifica. Eso es lo que sirve, si no, no tendría sentido”.

Comentarios cerrados.