Francisco entregó el palio al arzobispo bahiense

Junto a otros cinco argentinos, fray Carlos Azpiroz Costa recibió del papa Francisco el palio bendecido correspondiente a los nuevos arzobispos metropolitanos. Al presidir la misa por la solemnidad de San Pedro y San Pablo en el Vaticano, Francisco llamó a los cristianos a imitar a Jesús y a no rechazar “tocar” la miseria humana.

“Les pido me acompañen con sus plegarias ¡bello signo de comunión filial y fraterna! También yo los abrazo en la oración y la Eucaristía cotidiana. Sí, los abrazo en la Fe, la Esperanza y la Caridad… de modo particular ante las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo. ¡Sin dudas los tendré muy presentes en la Misa que -presidida por el Papa Francisco- concelebraré con él en la Plaza de San Pedro”, manifestó fray Carlos antes de su viaje en una carta dirigida a los sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y todo el pueblo fiel de la Arquidiócesis de Bahía Blanca.

Según explicó, “el ‘palio’ es el distintivo que portan los arzobispos en celebraciones litúrgicas de especial solemnidad; es un símbolo de la comunión que existe con el obispo de Roma, el Papa, y refuerza el compromiso que la Iglesia –en la persona del Santo Padre- quiere tener con todos y cada uno de nosotros: los arzobispos y el pueblo de Dios a nosotros confiado. Para el pastor de la diócesis, el palio no es un signo de poder ni de prestigio, sino de alabanza a Dios y de servicio y entrega a los hermanos”.

El papa Francisco entregó hoy el palio a 30 arzobispos que fueron designados en los últimos 12 meses, los otros cuatro argentinos son Carlos Alberto Sánchez (Tucumán), Sergio Alfredo Fenoy (Santa Fe de la Vera Cruz), Víctor Manuel Fernández (La Plata) y Marcelo Daniel Colombo (electo de Mendoza).

“Dios mediante, el palio será ‘impuesto’ –tal es la expresión usada- por el Nuncio Apostólico de Su Santidad –Mons. León Kalenga Badikebele- en las iglesias catedrales de cada arquidiócesis; de ese modo el signo litúrgico se realizará con la presencia del pueblo fiel de cada jurisdicción eclesial. En este sentido los cinco arzobispos deberemos precisar las fechas de esta celebración teniendo en cuenta la agenda del Nuncio que llegará a la Argentina en estos días”, afirmó Azpiroz Costa.

El arzobispo bahiense está alojado en el Convento Santa Sabina, Curia general de la Orden de Predicadores (Dominicos), la cual fue su comunidad durante los 16 años que vivió en la capital de Italia. Durante su estadía en Roma, tenía previsto tomar contacto con los diversos organismos de la Santa Sede vinculados al ministerio pastoral que le fue confiado y relacionado con las dos comisiones episcopales de la Conferencia Episcopal Argentina de las cuales forma parte.

El mensaje del papa en su día

El pontífice celebró la Eucaristía acompañado por los 14 nuevos cardenales creados durante el consistorio de ayer y advirtió sobre la tentación de alejarse de las llagas de Cristo.

“Contemplar y seguir a Cristo exige dejar que el corazón se abra al Padre y a todos aquellos con los que Él mismo se quiso identificar, y esto con la certeza de saber que no abandona a su pueblo”, subrayó, y agregó: “Jesús toca la miseria humana, invitándonos a estar con Él y a tocar la carne sufriente de los demás”.

“Contemplar la vida de Pedro y su confesión, es también aprender a conocer las tentaciones que acompañarán la vida del discípulo. Como Pedro, como Iglesia, estaremos siempre tentados por esos ‘secreteos’ del maligno que serán piedra de tropiezo para la misión”, afirmó.

Por el contrario, “participar de la unción de Cristo es participar de su gloria, que es su Cruz”, diferenció, y agregó: “Gloria y cruz en Jesucristo van de la mano y no pueden separarse; porque cuando se abandona la cruz, aunque nos introduzcamos en el esplendor deslumbrante de la gloria, nos engañaremos, ya que eso no será la gloria de Dios, sino la mofa del ‘adversario’”.

El Papa destacó que “contemplar y seguir a Cristo exige dejar que el corazón se abra al Padre y a todos aquellos con los que Él mismo se quiso identificar, y esto con la certeza de saber que no abandona a su pueblo”.

Comentarios cerrados.