Herramientas para una salida solidaria de la emergencia

Siete emprendimientos impulsados por Cáritas Arquidiócesis de Bahía Blanca fueron incorporados al Banco de Herramientas y Materiales para la Emergencia Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Son proyectos asociativos e individuales de la agricultura familiar y la economía solidaria que comercializan sus producciones mediante distintas iniciativas pensadas desde una red de organizaciones locales.

El Banco de Herramientas es una política social elaborada en el marco de la emergencia sanitaria. Marina Huentenao, integrante del área de EcoSol, comentó que fue «pensada y orientada al tiempo que viene, que es y será difícil por el grado de pobreza y desigualdad existentes antes de la pandemia que ahora se ven agravados fuertemente en el sector ‘informal’ de la economía».

El área priorizó, entre los proyectos que acompaña, a aquellos en los que la incorporación de maquinaria podía aliviar el esfuerzo físico que implica sostener los emprendimientos con herramientas inadecuadas. Por otro lado, tuvo en cuenta a quienes ofrecían productos estacionales y podían diversificar su propuesta para garantizar la continuidad laboral durante todo el año.

Máquinas para intentar la ternura

Huentenao destacó que el aporte del Banco de Herramientas «les mejoró la calidad de vida, achicaron los tiempos de producción y aumentaron la producción sin tener que sacrificar horas de descanso o privarse de disfrutar la familia por el trabajo. Valoran no terminar con dolor de cabeza por el ruido fuerte y permanente de las maquinarias antiguas que tenían y eso, según sus dichos, les ha mejorado el humor».

Su compañero, Joaquín Uhrich, agregó que las productoras «están incorporando ofertas nuevas o realizan de mejor manera las que hacían porque las maquinarias no eran las adecuadas, o se rompían continuamente. Esto motiva a crear y probar materiales. Incentiva a repensar sus propuestas. En los emprendimientos asociativos también vemos la optimización de materias primas y una mejor planificación en las jornadas de trabajo».

Destacaron que la apertura del programa llegó «en un momento clave y oportuno dado que permite proyectar, planificar y fortalecer la comercialización de las producciones que se pueden canalizar a través de la Feria y el Mercado del Puerto que inauguramos recientemente con una red de organizaciones y por invitación del Consorcio del Puerto de Bahía Blanca».

«La pandemia desafió nuestro trabajo como área, nos llevó a pensar nuevas metodologías y a consolidar el equipo entre técnicas/os y productoras/es -afirmó Huentenao-. El crecimiento implica la necesidad de alternativas para la provisión de materias primas, capacitar a las familias para que crezcan en el oficio, y también desde nuestra mirada lograr espacios fraternos de trabajo, abordar conflictos en las relaciones, intentar la ternura en vidas que han sido muy duras y que hoy se encuentran construyendo una fuente de ingreso económico con personas que no conocen. Esto les invita a volver soñar y eso, a veces, es difícil de asimilar en este sector al que se le ha negado sistemáticamente oportunidades».

PROYECTOS SELECCIONADOS

Planta de alimento balanceado

Runtu Thani (Huevos sanos) es un grupo de productoras/es de huevos y pollos camperos. Trabajan en gallineros que aseguran el bienestar animal, incluyendo el acceso a sectores al aire libre donde las gallinas pueden caminar y balancear su dieta (basada en cereales) a través del consumo de insectos y vegetales. Estas condiciones de crianza permiten prescindir del uso de medicamentos.

La planta de alimento balanceado les permitiría estabilizar costos, ampliar y diversificar la producción al incorporar pollos parrilleros y consolidar el abastecimiento a la población de Bahía Blanca.

Cooperativa Las Flores

Las Flores es una experiencia de trabajo conformada por mujeres que fabrican baldosas de diseño para exterior. Esta fuente de trabajo autogestivo y horizontal nació en 2019 en el marco del Programa Envión del barrio Spurr.

Al ser desalojadas del espacio municipal que utilizaban perdieron el acceso a las máquinas. Retomaron su labor en una sociedad de fomento donde proyectan incrementar la producción y sumar compañeras jefas de hogar con niñas/os a cargo.

Adquirieron hormigonera, mesa vibradora, moldes, arena y bolsas de cemento.

Panificados Sole

Con el acompañamiento de Cáritas, Soledad comenzó su emprendimiento de panificados y potenció su venta ambulante y para encuentros institucionales. La incorporación de un horno pizzero y una amasadora le permitirá disponer mejor su tiempo y no esforzar sus brazos y espalda con el amasado que requiere el oficio.

Además, podrá diversificar sus producciones y lograr autonomía de la cocina parroquial o de Cáritas Arquidiocesana.

Esa Brisa-accesorios

Mary produce mochilas, bolsos, carteras y tapicería con lona, cuero, tela y otras variedades. También confecciona almohadones, riñoneras y materas. Con la maquinaria solicitada apunta a bajar costos, optimizar mano de obra y a ampliar y diversificar producciones.

Por otro lado, ante el cierre de tapicerías históricas de la ciudad, la máquina doble arrastre posibilitará, previo acuerdo con sus compañeras del local de comercio justo Reloj de Arena, ofrecer servicio de tapicería y marroquinería atrayendo nueva clientela al espacio de comercialización conjunta.

Nahuel Sur

Es un emprendimiento con años de experiencia y demanda sostenida de ambos para personal sanitario, ropa de trabajo e indumentaria con bordados. Gladys integraba el local Reloj de Arena y se asoció con otras emprendedoras para abrir un espacio propio de comercialización.

La bordadora del Banco de Herramientas le permitirá sumar a su hijo al emprendimiento, ampliar la producción diaria y diversificar sus productos.

Cocinando Ilusiones

Grupo de mujeres de Grünbein que se dedica a la elaboración de panificados, pastas, repostería y rotisería. La incorporación de un horno convector, un carro latero y bandejas les permitirá optimizar recursos, ampliar la variedad de producciones que ofrecen y disponer de más tiempo para dedicar a sus familias.

Construcción solidaria

Se proyectó un servicio de albañilería y construcción que mejoraría las posibilidades laborales de un trabajador desempleado y ofrecería una alternativa al barrio Villa Talleres Sur mediante cobros diferenciados o trueques.

Meses después, cuando las máquinas y herramientas requeridas llegaron a la ciudad, el destinatario manifestó no poder desarrollar la propuesta. Con autorización del Ministerio, se re direccionó el aporte a la planta de alimento balanceado de Runtu Thani.

Comentarios cerrados.