Historia

En marzo de 1969 Mons. Germiniano Esorto le encomendó la tarea de organizar Cáritas diocesana al padre Néstor H. Navarro, nombrando como directora a la Sra. Noemí Espósito. Al poco tiempo fue sucedida por el P. Navarro. Sus principales actividades fueron: la formación de un equipo de trabajadores sociales, cuya misión era atender y escuchar a las personas que buscaban ayuda; se creó el servicio Jurídico, para asesorar en cuestiones legales; además de los servicios de alimentos y ropería, se instrumentó el servicio de farmacia con muestras gratis de medicamentos; también se formaron grupos de voluntarios que trabajaban en Alcohólicos Anónimos, en el Centro Braille y en el Hospital Penna. Se formó un grupo juvenil con alumnos de los Colegios secundarios de la ciudad. Desde mayo de 1972 funcionó el Comedor Popular “Pablo VI” hasta 1975, en dependencias del Colegio María Auxiliadora. En el año 1975, asumió una nueva comisión dirigida por Emma Tamini de Godia, continuando con las actividades de asistencia en ropa y farmacia. En 1976 se habían empezado a consolidar algunas Cáritas Parroquiales en la ciudad como Carmen de Sánchez Elías y Luján. Un año después, 1976, Natalio Villani fue elegido por Mons. Jorge Mayer como nuevo director. Se continuó con las actividades anteriores, y se acentuó la relación con las voluntarias de las Cáritas parroquiales para trabajar además de la asistencia, en la formación y la capacitación de los voluntarios. También se trabajó la problemática de los inmigrantes, conjuntamente con la Comisión Católica de Migraciones que funcionaba y aún lo hace, en el mismo edificio que Cáritas. En el año 1983 Mons. Jorge Mayer nombra director a Esteban R. Napal. Se continúa con la creación de Cáritas parroquiales, con visitas a las localidades del interior de la diócesis participando de reuniones con los párrocos y las comunidades. En el año 1986 se firma un convenio con la Dirección general de escuelas para la creación del Centro de Formación Profesional 402 con el objetivo de capacitar a las personas en los oficios de carpintería, electricidad, costura, panadería, artesanías, etc. Las primeras instructoras fueron voluntarias de Cáritas. Se comenzó a trabajar en el tema vivienda construyendo el Barrio Cáritas con el apoyo de la Fundación Banco del Sur, lo que configuró el primer emprendiendo en hábitat que hasta el día de hoy sigue animando esta Cáritas diocesana. En 1987, miembros de Cáritas (diocesana y parroquiales) participan en la asamblea nacional en Córdoba y lo seguirán haciendo cada tres años, incluyendo la última (Mar del Plata, 2009). Durante la crisis y la emergencia de mediados de 1989, Cáritas coordina junto con otras instituciones el funcionamiento de 26 comedores en la ciudad.
A partir de 1990 se incorporan nuevos integrantes jóvenes y se va organizando la tarea en nuevas áreas de trabajo: Proyectos y Comunicación. La primera participa del PIU (Programa Interdiocesano Urbano junto a 15 diócesis del país), con el objetivo de acompañar a grupos de personas en la capacitación y realización de emprendimientos productivos que buscaban mejorar el ingreso familiar.
Además se acompaña a 13 grupos de vecinos que participaron del plan País (proyecto estatal), que consistía en recibir dinero para efectuar compras comunitarias; el camino de crecimiento de algunos grupos dio paso a la realización de talleres de capacitación y a la concreción de algunos emprendimientos productivos.
En marzo de 1992 comenzó a funcionar el CENS 454 (Centro educativo nivel secundario) como resultado de la firma de un convenio con las autoridades de la rama adultos del Ministerio de Educación de la Nación. Actualmente consta de dos modalidades: Administración y Gestión y Ciencias Sociales orientado a Promotor Comunitario.
A fines del año 1993 es nombrado director Ricardo M. García por Mons. Rómulo García. Se continúan las tareas anteriores y se refuerza especialmente el trabajo de vinculación con las Cáritas diocesanas de la Región Comahue-Patagonia de la que se forma parte. Este proceso de encuentros (empezado a fines de la década del 80) posibilitó un mejor conocimiento de las actividades, favoreció el intercambio de experiencias y de conocimientos, lo que constituyó un avance importante para todos. Los integrantes eran las diócesis de Viedma, Santa Rosa, Comodoro Rivadavia, Neuquén, Río Gallegos, Bahía Blanca, Bariloche y Alto Valle. Por otro lado y, de modo semejante a nuestra región, se fue dando en todo el país un proceso de formación y consolidación de muchas Cáritas diocesanas. Esto posibilitó la constitución del Consejo Federal (agosto 1996), acontecimiento que significó que las regiones del país (ocho en total) tengan capacidad de decisión, con respecto a las grandes líneas de trabajo de Cáritas de Argentina. En el año 1997 es nombrado director Walter A. Rezzuti. Además de continuar con las tareas anteriores se crea el área de Animación. Se realiza una planificación completa de la tarea por tres años, teniendo en cuenta las cuatro Líneas de acción surgidas de la Asamblea Nacional y reelaboradas en nuestra Región. Todas las áreas tuvieron un importante crecimiento. Se constituyó el Area Vivienda (a principios de 1997), teniendo en cuenta la historia anterior: el trabajo siguió con la creación de nuevas operatorias en varios barrios de la ciudad: Barrios Pro-Casa II y III, Lotes con servicios (Stella Maris), Barrio en Villa Belgrano, etc., que continuaron la tarea iniciada con el Barrio Cáritas.
A partir del año 2003 es nombrado director Edgardo José Olmedo. Se instrumenta el proyecto llamado San Lorenzo, financiado por Cáritas española y destinado a promover la capacitación y la formación de emprendedores. Esta tarea es continuada actualmente por el programa de Economía Solidaria. Se adquiere la Granja Educativa Recreativa “Los Tamariscos” (año 2003), como emprendimiento conjunto con el “Hogar Mamá Margarita”. Las actividades productivas comenzaron con el cultivo de hortalizas, luego se continuó con maíz, zapallo, tomate, etc. Parte de lo producido se destina al Hogar “Padre Bertolone”. Se dio simultáneamente un proceso de inserción de un grupo de jóvenes provenientes del Hogar en las actividades productivas. También se organizan para los niños del Hogar y del barrio actividades recreativas.
A partir del año 2009 es nombrado director Guillermo E. García, por Mons. Guillermo J. Garlatti. Ese año se participa, como cada tres años, de la Asamblea Nacional de Cáritas Argentina. Para el trienio 2012-2015, Monseñor Guillermo J. Garlatti nombra a Marina Huentenao como directora.
Actualmente Cáritas Arquidiocesana consta de las áreas de Vivienda, Animación Pastoral, Economía Solidaria, Comunicación y Recursos, Administración y Granja “Los Tamariscos”.