“No nos importa por qué están acá, nos importa cómo salen de acá”

El Anexo del Centro de Formación Profesional 401 celebró tres décadas de trayectoria con un acto en las instalaciones ubicadas en la Unidad Penal de Villa Floresta.

“Muchas manos, muchas voluntades se juntaron para hoy tener el Centro reconocido como uno de los más importantes dentro de las unidades de la provincia de Buenos Aires”, dijo el regente Andrés Contreras. Agradeció al Servicio Penitenciario y afirmó que “somos dos unidades que tenemos lógicas muy distintas pero un mismo objetivo, que es la inserción de los egresados, del cambio de conducta para poder dar oportunidades de otra vida”.

El Anexo UP4 del CFP 401 fue creado el 2 de septiembre de 1988 para fortalecer las posibilidades de inserción laboral y social de los internos. En la actualidad brinda 36 cursos anuales con más de 500 inscriptos y un promedio de 300 egresados por ciclo.

El interno y ex alumno, Fabio Bouchet agradeció al cuerpo docente y aseguró que además de facilitar la inclusión social y la reinserción, la importancia de la institución “tiene que ver con la dignidad”.

“Tiene que ver con sentir que podemos cambiar el paradigma, que podemos con nuestras manos construir, podemos crear, podemos hacer un futuro distinto a partir de este espacio. Realmente con el esfuerzo de los profesores, se ha hecho que esto se pueda lograr. Que la mayoría de nosotros podamos ver otro destino”, afirmó.

Raúl Méndez, ex regente del CFP, recordó que “el Centro se creó en el año 88 con el fin de poder trabajar conjuntamente con el Servicio Penitenciario en la resocialización de los internos, brindándoles una capacitación laboral y posteriormente lograr una reinserción laboral con un oficio incorporado”.

Mencionó a algunos de los primeros instructores, destacó su esfuerzo y afirmó que “se ha progresado muchísimo”. “Quiero felicitar al ingeniero Contreras, que realmente supo llevar adelante el Centro, supo levantarlo. Fue una sorpresa ver cómo están equipados los cursos, ver como estaba al principio y como está ahora”.

Contreras agradeció a los instructores quienes “son realmente los que van armando lo que hoy estamos mostrando, junto con el principal beneficiario de todo esto que son los alumnos. No hacemos más que estar al servicio de nuestros alumnos y de poder, en la medida de nuestras posibilidades, brindar herramientas y oportunidades”.

“El motivo de este mensaje es para saludarlos a vos, a Vero, a los profes, a los encargados, ya que el tiempo transcurrido en el Centro de Formación Profesional, en la Unidad, siempre me sentí como en mi casa. Feliz Aniversario, los llevo en mi corazón, sigan así”, leyó hasta atragantarse de emoción por el texto enviado por un ex alumno. “Gracias, es para esto que estamos laburando”, finalizó.

“Como bien leyó Andrés esas palabras, que le llenaron de lágrimas los ojos, sepan los alumnos que nuestra única meta es que ustedes se puedan vincular con el afuera y que sean buenas personas nuevamente. Puedan estar con sus familias en la vida cotidiana y conviviendo de una manera pacífica en esta vida dura que nos toca transitar”, dijo la inspectora regional Celeste Veiga.

Marcos Di Lorenzo, representante de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del Servicio Penitenciario valoró el trabajo que se realiza en el penal bahiense y explicó que “en otras unidades, por falta de espacio, las capacitaciones se tienen que dar en aulas que se comparten con otras entidades, con educación, con talleres. Acá hay un Centro de Formación, es exclusivo para la formación profesional. Entonces, los internos tienen el acceso constante, es sistematizado, no tenemos que esperar a ver si hay lugar o no hay lugar”.

“Más allá del oficio que se les enseña y se les trasmite acá, también se les trasmite valores, se les transmiten principios que ellos pueden después transmitirles a su familia. (…) Cada uno de nosotros somos una posibilidad, y al verse como posibilidad, cuando recuperan la libertad pueden acoplarse a una sociedad que en algún momento no los vio, pero ellos siempre estuvieron”.

Finalmente, aseguró que “con lo que pasó no podemos hacer nada, nosotros no podemos ocuparnos del pasado, pero sí nos podemos ocupar del presente y del futuro de cada uno de ellos”.

Comentarios cerrados.