Pastoral Social: “La violencia no es solución para nuestro mundo fragmentado”*

La paz social es un bien muy preciado, que se construye y se preserva día a día con el esfuerzo de todos y que nos impulsa a reaccionar cuando se ve amenazada. No podemos mantenernos callados, ante un hecho violento y promotor de más violencia, como el que acaba de ocurrir en nuestra ciudad. Son inadmisibles los ataques y amenazas, por los motivos que sean, ideológicos o racistas, perpetrados contra la Comunidad Mapuche de Bahía Blanca y por tal razón nos solidarizamos con las instituciones y las personas ofendidas por esas agresiones.

Cuando con esfuerzo estamos saliendo de la pandemia, no agreguemos un nuevo sufrimiento a nuestro pueblo. Asumamos actitudes para crecer como sociedad lejos de la violencia política, construyendo la paz mediante consensos y acuerdos por una sociedad más justa y fraterna,  en la que se respete el universal derecho a la paz. Para que esto sea posible es necesario que la Justicia cumpla su parte, en este caso, investigando y actuando en tiempo y forma, y que el Estado, en sus diversas expresiones, avance en la solución de fondo del conflicto.

“…comprometámonos con nuestra oración y acción a ser personas que aparten de su corazón, de sus palabras y de sus gestos la violencia, y a construir comunidades no violentas, que cuiden de la casa común”. Papa Francisco, Mensaje Jornada Mundial de la Paz, 2017.

 

Mensaje de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Bahía Blanca

26 de noviembre de 2021

*Papa Francisco. Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz,  2017.

(Foto: Olga Curipan, referente de la Ruka Kimun Mapuche).

Comentarios cerrados.