Primera producción de alpargatas en la UP4

Ya están a la venta en el local de Comercio Justo Reloj de Arena de Rodríguez 78 las alpargatas elaboradas por internos de la Unidad Penal Nº4 de Villa Floresta a partir de un convenio entre Cáritas y el Anexo del Centro de Formación Profesional 401. Este domingo también estarán disponibles en La Feria del Lago del Parque de Mayo.

La compra de hormas y parte de la materia prima para comenzar el proyecto fue financiada con fondos que Cáritas Argentina aportó en el marco de trabajo de Cáritas Bahía Blanca en la Red de Economía Social Nacional.

“Hoy estamos con una pequeña producción, haciendo una calificación del personal que va a estar a cargo de la fabricación para la confección de los moldes”, aseguró el regente del CFP Andrés Contreras.

La iniciativa surgió “por la vinculación que tiene el Centro de Formación Profesional con Cáritas a partir de integrar el Corredor Productivo y Cultural de la Economía Solidaria. En una visita que hicieron al penal prestaron atención al taller de zapatería donde se estaban armando algunos calzados y surgió la idea de incorporar la fabricación de alpargatas”.

El profesor a cargo del curso “involucró a dos personas que fuera de horario están empezando a hacer producción porque dentro de los talleres de formación lo que se hace es aportar datos pedagógicos, enseñar la destreza y la habilidad manual del armado”.

“A medida que se vaya haciendo una pequeña cadena de producción e incorporando mayor cantidad de internos vamos a tener un grupo un poco más grande. Seguimos en una etapa de gestación del proyecto y de aprendizaje porque la idea es que salga con un producto confiable, con duración en el tiempo, diseños y armado”, agregó Contreras.

Una vez superada la formación articularán la tarea con los cursos de serigrafía y estampado para generar diseños personalizados. “De todas formas ya son de diseño porque se trabaja con distintas telas y aquellos que puedan verlas el domingo o pasen por el local van a ver que no son alpargatas comunes”.

Si bien en la capacitación se trabaja con modelos para todos los talles, los números que se comercializan van del 37 al 44. A medida que la escala de producción aumente y genere un ingreso constante, el dinero recaudado será administrado por Cáritas y se destinará un 60 por ciento para reinversión en materia prima y el resto se depositará en las cuentas de los internos que producen las alpargatas.

Comentarios cerrados.