Repudio a un nuevo atentado

Desde Cáritas Arquidiocesana Bahía Blanca repudiamos todo acto de violencia que atente contra la vida democrática de nuestra sociedad.
Nos solidarizamos con el director de Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña y su familia -en cuyo domicilio se colocó un explosivo- y con las y los profesionales de la salud señalados en los panfletos amenazantes que se arrojaron en el lugar.
Nuevamente hacemos llegar nuestro acompañamiento a la referente mapuche Olga Curipan, ahora «sentenciada a muerte» por el grupo que se adjudicó el ataque de esta madrugada.
Atentar contra hermanos y hermanas nunca fue, es, ni será el camino para resolver diferencias políticas o ideológicas.
El fortalecimiento de comunidades donde prime la paz, el amor y la diversidad de ideas permitirá construir una sociedad con equidad, justicia y respeto por el otro u otra.
Con profunda preocupación por los hechos ocurridos en los últimos tiempos y, aún más, por la impunidad de la cual gozan sus autores, exigimos a las autoridades políticas y judiciales el esclarecimiento de los hechos y su condena para frenar la pretendida imposición del miedo y la paralización de nuestra comunidad.

Comentarios cerrados.