Trabajo voluntario en la granja

En el marco del replanteo del proyecto de la Granja Los Tamariscos un grupo de jóvenes realiza tareas de pintura y mejoras en las instalaciones de Chile al 3500 del Barrio Moresino.

«La idea de Caritas es cambiarle un poco la cara a la granja, pintar, acomodar, tareas de servicio que a los mismos chicos les gustaron. Hace dos sábados que estamos y por suerte viene muy bien», aseguró Juan Rosso.

WhatsApp Image 2017-05-15 at 15.25.54 (1)

Regularmente una decena de jóvenes del sector -de entre 15 y 22 años- concurren a un curso de formación profesional de operario apícola.

WhatsApp Image 2017-05-06 at 10.57.35

El curso, a  cargo de Marcos Castilla, se realiza los días lunes, miércoles y jueves con la intención de sumar los martes y viernes propuestas «donde los mismos chicos que vayan a la granja puedan estudiar» y además «surgió un proyecto de querer hacer un taller de teatro y una película». Agregó el integrante de Cáritas Arquidiocesana Bahía Blanca.

WhatsApp Image 2017-05-15 at 15.25.54 (2)

«Queremos repensar totalmente el proyecto de la granja. En este contexto nos encontramos con que no tenemos la misma capacidad que teníamos antes para responder a la misma demanda laboral que tenían los pibes. La idea ahora es abrir la mirada más allá de lo productivo», comentó Rosso.

WhatsApp Image 2017-05-06 at 10.57.32

En esa línea, se pretende un mayor acompañamiento a las chicas y los chicos que concurren, mejorar su escolaridad y los vínculos de la institución con las familias.

WhatsApp Image 2017-05-15 at 15.25.55

En ese contexto, se sumó con tareas voluntarias un grupo de ex estudiantes del Colegio San Francisco quienes bajo el nombre de «Inquietos» vienen de misionar en Pichanal (Salta) donde brindaban talleres en un colegio guaraní. Luego, continuaron su tarea en nuestra ciudad con actividades recreativas en jardines y escuelas.

WhatsApp Image 2017-05-06 at 10.57.30

En sus primeras visitas a Los Tamariscos colaboraron pintando parte de las instalaciones y restaurando muebles y ventanas. «Por suerte los chicos están entusiasmados y compartieron con los chicos de la granja», afirmó Juan.

Comentarios cerrados.